Diálogo entre la mujer y el espejo

Diálogo entre la mujer y el espejo

     Diálogo entre la Mujer y el Espejo.
                  Mujer:  Buen día ¿cómo me ves hoy?
El espejo: Depende.
                 Mujer: ¿Depende de qué?
El espejo: De lo que quieras escuchar.
                 Mujer: No entiendo.
El espejo: ¡Ese es el problema!
El espejo: ¿Quieres  diga lo que yo veo? ¿o lo que tú ves?
                 Mujer:  ¿Puedes describir ambas imágenes?
El espejo:  Si.
                 Mujer:  ¿Qué veo yo?
El espejo: Tú ves cada mañana a una mujer que debe pasar largas horas frente al espejo buscando una aprobación, ella se viste y arregla para satisfacer a los demás, para estar a la moda y competir con las más jóvenes, porque considera que la lozanía es más importante que la inteligencia, visualiza cada arruga como una amenaza para estar fuera de mercado y una cana un atentado a la belleza eterna, una mujer luchando contra cada gramo de su cuerpo como si ellos fueran su peor enemigo, alguien que busca defectos donde no existen y no es capaz de ver su perfección en lo perfecto.
                 Mujer:  ¿Qué ves tú?
El espejo: Un ser humano maravilloso, con el brillo de la madurez en sus ojos y glamour al caminar, ese brillo y glamour que solo se le otorga al privilegio de tener la experiencia y los años. Seguridad en sus palabras, esa seguridad que todos anhelan y ella no valora, una mujer luchadora capaz de levantar a una familia, un corazón lleno de bondad en cada gesto o expresión, una mujer persistente e incansable hasta lograr los objetivos, una mujer ¡hermosa! empeñada en no reconocer que es única e irrepetible, una mujer que ve cada año como una desventaja, y no entiende que la belleza de la mujer no es una ecuación matemática entre los kilos y la edad, y  por lo tanto no existe ni la edad perfecta ni el peso perfecto para ser hermosa.. Una valiosa mujer la cual necesita a un pobre espejo como yo, inerte y colgado en una pared para reflejarle la imagen que todos ven, menos ella.
Comienza a ver tu vida y tu imagen con los ojos del corazón, agradeciendo a Dios y a la vida por los años que tienes, deja de buscar la aprobación a través del espejo de la sociedad. Ese día descubrirás lo hermosa que eres sin importar los años, las canas o tus arrugas.

Con cariño para ti hermosa mujer,

Harriett

4 comentarios en “Diálogo entre la mujer y el espejo”

    1. Harriet Castillo

      Hola Loly, me complace que este diálogo te ayudará a entender lo valiosa y maravillosa que eres.

      Abrazos,
      Harriett

  1. Por más que trato no logro ver esa mujer valiosa qué hay en mi. Soy una mujer llena de complejos e inseguridades que no me dejan avanzar. No me amo, ni me acepto como soy a pesar de que soy hermosa físicamente, cuando alguien me dice algo bonito sobre mi no le creo y pienso que se está burlando. Aparento tener un carácter fuerte pero simplemente escudo mi amargura y mi tristeza, siempre estoy a la defensiva y enojada sin ningún motivo aparente. Quiero cambiar pero no sé cómo hacerlo.

    1. Harriet Castillo

      Hola Elizabeth, lo más importante es que estás clara que algo pasa y además estás dispuesta a cambiarlo.
      Lo primero es que no existen fórmulas mágicas, este es un trabajo muy personal y de reconocimiento día a día… Definitivamente debes trabajar tu autoestima y reconocimiento que por lo general se ven afectados a lo largo de nuestra infancia, así que te recomiendo trabajes inicialmente con tu niña herida, vas a encontrar aquí en mi sitio web un video llamado “Sanando tu niño interior” además te recomiendo que busques algún profesional que te pueda ayudar en este proceso de aceptación.

      Un abrazo,
      Harriett.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X